top of page

Retos docentes en tiempos de Inteligencia Artificial

Actualizado: 30 jun


Usar Ia en educación por docentes y estudiantes
Inteligencia Artificial en educación


Existe en internet uno de los videos que se emplearon a finales de los 90 para educar a la población sobre qué era, para qué servía y cómo se usaba el internet. Según "The Kids Guide to the Internet", ofrecía tres servicios principales: sitios en la World Wide Web, encontrar grupos para hablar con personas y usar correo electrónico.


No obstante, fue hasta principios de los años dos mil en los que tuve mis primeros acercamientos al internet; primero como usuaria en los inmensos grupos de Yahoo, donde uno podía encontrar a todo tipo de personas y al mismo tiempo tener los primeros contactos internacionales en esos grupos.


Luego, la llegada de Google revolucionó la manera en que los estudiantes accedían a la información. Las herramientas de innovación tecnológica en educación como Encarta quedaron pronto de lado y, entre quienes nos dedicábamos a la educación, comenzó a repetirse un mantra que decía: “Lo importante ya no es memorizar información, lo importante es saber dónde encontrarla”. La frase nos confundió al principio; pues no sabíamos si los estudiantes ahora debían aprender los dominios con sus contenidos, tales como las capitales o las tablas de multiplicar. ¡Es verdad! Esto suena muy ridículo, pero en aquellos primeros años, eso fue lo que pensamos muchos de nosotros. Despúes entendimos que lo que debian aprender era cómo hacer búsquedas con boleanos y elegir adecuadamente las fuentes de información. Hubo mucha especulación sobre si los estudiantes dejarían de aprender contenidos relevantes.


En algún momento entre el año 2000 y el 2003 me enfrenté, como docente, a la primera situación de plagio de los estudiantes. Eran chicos de quinto semestre de preparatoria; digamos que se encontraban en sus 16 o 17 años. Habían buscado (y encontrado) en internet el resumen de un libro que tenían que haber leído como parte de su trabajo final.


En aquel momento, yo usaba internet para algunas búsquedas solamente; mis fuentes principales eran los libros de la biblioteca. De vez en cuando usaba internet para chatear y cuando lo hacía usaba MSN Messenger, el original, no el de Facebook. En ese contexto, no contaba con ningún recurso que me facilitara enterarme si aquel trabajo había sido escrito por los estudiantes o no; pero lo supe.


No voy a mentir. Lo que sucedió fue que los estudiantes presumieron su hazaña delante de los estudiantes de los grados inferiores y alguien me lo contó. Aun así, no tenía idea de quiénes habían plagiado y quiénes no.


Después de eso, trabajé en escribir un cuento. La historia adoptaba características y referencias de la literatura proletaria que tuvo su semilla en los años posteriores a la gran depresión de 1929 en Estados Unidos. Inventé una trama sobre un beisbolista sumido en la pobreza de la crisis económica. Al día siguiente, distribuí el cuento entre los estudiantes y lo “analizamos”. De tarea se llevaron la encomienda de investigar el autor y el año preciso en el que había sido escrita la obra. Tenían una semana para hacerlo y traer estas respuestas sería el pase para el examen final.


Los estudiantes dieron vueltas hasta el cansancio en internet; pero no encontraron nada. Después preguntaron a otros profesores en el colegio; fueron a la biblioteca y también preguntaron a sus familiares. No encontraron nada.


Dado que no encontraban datos certeros, comenzaron a especular. Lograron identificar la corriente caracterizada y, por consecuencia, el periodo que hacía coherencia; pero no el autor. Días antes a la clase, me comenzaron a buscar y me decían que no era justo que el examen estuviera condicionado a una información difícil de encontrar.


Por fin, el día de la clase, me quité la máscara. Les confesé que el cuento era falso; que lo había escrito a modo solo para decirles que me parecía injusto que me hubieran hecho corregir una pila de tareas falsas. Luego, sin saber qué pasaría, les dije que todos los que habían hecho trampa (yo sin saber quiénes, pero actuando como si sí lo supiera) tomaran su tarea y tendrían dos semanas para leer el libro y rehacer el trabajo. La sorpresa fue que el 100% de los estudiantes se llevó su tarea. Nadie había leído el libro y todos habían entregado un informe de internet.


De manera similar, hoy en día los profesores están viviendo un momento de reto y confusión. La Inteligencia Artificial (IA) está provocando un cambio significativo en las prácticas educativas, y está generando tanto entusiasmo como preocupación. En mis redes sociales observo que muchos colegas se centran, como en aquellos años, en que la IA es usada para hacer trampa y evitar el aprendizaje. Sin embargo, desde mi punto de vista, la Inteligenica Artificial ha llegado para quedarse y los estudiantes que ahora formamos trabajarán en un mundo donde la generación de información será parte de las actividades regulares, tal como hoy lo es hacer una consulta en Google con boleanos.


¿Cómo está impactando la Inteligenica Artificial en educación ? El propósito de este trabajo es comunicar algunas acciones que se están desarrollando alrededor del mundo con el uso de esta herramienta y discutir su impacto.


El Impacto de la Inteligencia Artificial en educación y sus prácticas


De acuerdo con distintos investigadores, la inteligencia artificial está modificando y mejorando las prácticas educativas de varias maneras. A continuación, se presentan algunos elementos relevantes:


  1. Posibilidad de personalizar el aprendizaje: La Inteligencia Artificial permite la personalización del aprendizaje a través de plataformas que adaptan el contenido educativo según las necesidades individuales de los estudiantes. La Universidad UniDistance Suisse proporcionó tutores creados con Inteligencia Artificial para atender a una muestra de sus estudiantes. El estudio de Baillifard y otros (2023) concluyó que esta estrategia mejoró el rendimiento académico y la motivación de los estudiantes.

  2. Incremento en el apoyo a la enseñanza: Las herramientas de IA ayudan a los profesores en tareas administrativas, permitiéndoles enfocarse más en la enseñanza directa y la interacción con los estudiantes. Liu y otros (2022) exploraron herramientas como Watson y Knewton en el diseño de cursos y desarrollo curricular. Los autores concluyeron que el ejercicio enriqueció el diseño de los cursos al permitir a los docentes generar alternativas para preparar clases más personalizadas.


3. Generación de aprendizaje continuo y adaptativo: Los sistemas de IA pueden proporcionar retroalimentación inmediata y continua a los estudiantes, lo que es crucial para el aprendizaje adaptativo y la mejora constante. Nazari y otros (2021) asignaron IA aleatoriamente a 120 estudiantes para apoyar sus tareas de escritura. Los análisis paramétricos realizados por los autores sugieren que las herramientas de escritura impulsadas por IA promueven comportamientos de aprendizaje y retroalimentación formativa en estudiantes de posgrado no nativos en la escritura en inglés.


4. Acceso a Recursos Multilingües: La IA facilita el acceso a materiales educativos en múltiples idiomas, traduciéndolos al idioma deseado; esto es especialmente beneficioso en contextos educativos diversos, multilingües y de habla distinta al inglés. Chounta et al. (2021) realizaron un estudio en Estonia, donde se está promoviendo el uso de IA en estudiantes de educación básica. Los autores entrevistaron a 140 profesores estonios para conocer sus percepciones sobre esta tecnología. Nuestros pares en aquel país lo perciben como una oportunidad para la equidad y la justicia, pero también como un nuevo desafío para su propio trabajo.


Necesidad de nuevas estrategias Inteligencia Artificial en educación para los Docentes

Tal como ya lo han vislumbrado muchos docentes alrededor del mundo, el avance de la IA en la educación no solo transforma la experiencia de aprendizaje de los estudiantes, sino que también exige que los docentes adopten nuevas estrategias y enfoques en su práctica pedagógica. Puedo vislumbrar por lo menos cuatro desafíos:


Necesidad de formación en IA para educadores: Es esencial que los docentes reciban formación adecuada sobre el uso de herramientas de IA y comprendan cómo integrarlas efectivamente en sus planes de estudio. Esto no solo mejora su competencia tecnológica, sino que también aumenta su confianza en el uso de estas herramientas.


Diseño de currículos integrados con IA: Los currículos deben ser rediseñados para incluir el uso de la IA de manera que se integre con las materias tradicionales.


Fomento de la ética y la responsabilidad en el uso de la IA: Discutir los alcances éticos en la IA; este tema es crucial, no solo para los estudiantes, sino para entender las reglas con las que estaremos aplicando esta tecnología. Esto va más allá de entregar tareas falsas, sino en generar materiales convincentes y perjudiciales para las personas.


Adaptación a Cambios Rápidos: La tecnología de IA está en constante evolución. La IA de hoy es más sólida que la del viernes pasado y más débil que la que tendremos el lunes que viene a las 8:00 a.m. Por esto, los docentes deben estar dispuestos a adaptarse rápidamente a estos cambios y continuar aprendiendo sobre nuevas herramientas y métodos.


Una especie de conclusión sobre la inteligencia artificial


Al igual que en los primeros días de Google, la inteligencia artificial está transformando el paisaje educativo de maneras profundas y diversas. Mientras que esta tecnología ofrece numerosas oportunidades para mejorar la enseñanza y el aprendizaje, también presenta desafíos que requieren nuevas estrategias y enfoques por parte de los docentes. Por ello, la formación continua, el rediseño curricular, y el énfasis en la ética y la responsabilidad son esenciales para aprovechar al máximo los beneficios de la IA en la educación.


Ya para terminar quiero compartir que hace un par de semanas, pedí a los estudiantes de un curso en el que colaboro, que documentaran los pasos seguidos en un proceso de búsqueda. Una de las participantes, en lugar de reportar un “método”, entendido como una descripción detallada de los pasos realizados, me envió, en bullets, lo que parecían ser su intento de comandos para Chat GPT. Eran esbozos deficientes de prompts; aunque coherentes con el producto entregado.


En esta nueva tecnología el producto se deriva directamente del prompt, por lo que estamos ante el nacimiento de nuevas formas de alfabetización. Como docentes nos toca entenderlo, incorporarlo y enseñarlo; para ello deberemos identificar cómo funciona la IA y las habilidades que se requieren en esta nueva etapa tecnologica


¿No es emocionante estar en el nacimiento de nuevas posibilidades de aprender y de nuevas formas de interacción con el conocimiento?



Algunas recomendaciones finales para aprender sobre inteligencia artificial


Si quieres aprender más, primero te recomiendo darte una vuelta por los cursos de WeDoEd, endonde estamos incorporando IA a nuestros programas; por ejemplo, para el diseño de programas de formación docente o para el desarrollo de habilidades de solución de problemas.


Si lo tuyo es ser autodidácta: entonces, empieza por revisar algunos de lso articulos recomendados.

 

  • Baillifard, A., Gabella, M., Lavenex, P. y Martarelli, C. (2023). Implementación de principios de aprendizaje con un tutor personal de IA: un estudio de caso. ArXiv , abs/2309.13060. https://doi.org/10.48550/arXiv.2309.13060 .

 

  • Nazari, N., Shabbir, M. y Setiawan, R. (2021). Aplicación de un asistente de escritura digital impulsado por inteligencia artificial en la educación superior: ensayo controlado aleatorio. Heliyon , 7. https://doi.org/10.1016/j.heliyon.2021.e07014 .

 

  • Chounta, I., Bardone, E., Raudsep, A. y Pedaste, M. (2021). Explorando las percepciones de los profesores sobre la inteligencia artificial como herramienta para apoyar su práctica en la educación K-12 de Estonia. Revista Internacional de Inteligencia Artificial en Educación , 32, 725-755. https://doi.org/10.1007/S40593-021-00243-5 .

 

  • Liu, Y., Chen, L., & Yao, Z. (2022). The application of artificial intelligence assistant to deep learning in teachers' teaching and students' learning processes. Frontiers in Psychology, 13. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2022.929175.

2 comentarios

2 Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Rated 5 out of 5 stars.

Excelente texto, creo que el verbo "promptear" puede ponerse tan de moda, que hasta en las canciones de reggeton o de peso pluma la escucharemos 😉

Like
Replying to

¡Qué idea más interesante! Creo que tiene razón. Igual que usted, pienso que el uso de la tecnología no solo tiene impacto en el acceso a la información, sino en la forma en que nos comunicamos.

Like

¿Quieres que tu equipo de trabajo o profesores te ayude a encontrar las causas de ese problema que tienen en tu institución educativa?

Descárgate la presentación ppt con una técnica simple y de fácil aplicación en tu reunión de trabajo. 

 

Reflexiona, junto a tu equipo de profesores o colaboradores, sobre las causas que originan ese obstáculo o problema en tu institución y encuentren mejores alternativas de solución.

bottom of page