top of page

Entre el valor y el silencio: Confrontando la realidad del Bullying en nuestras escuelas

2 de mayo Día mundial de la Lucha contra el Bullying o Acoso Escolar


Norma tomó una respiración profunda, agarró su mochila y se dirigió a la escuela. A sus casi 15 años, cursaba el tercer grado de secundaria y, aunque probablemente sentía miedo, logró reunir el valor necesario para enfrentar la cita que tenía programada antes de sus clases de la tarde.

 

Cerca de la secundaria 518, en un predio anexo, Norma tenía un encuentro ineludible con Azahara. No serían las únicas presentes; un grupo de curiosos seguramente se reuniría para presenciar la pelea. Este incidente no era un hecho aislado; Azahara llevaba tiempo hostigándola. Norma intentó buscar apoyo en la directora y los profesores, pero estos minimizaron la gravedad del asunto, considerándolo de poca importancia. Al no insistir con sus quejas, la situación fue ignorada (Aristegui Noticias, 2023d).

 

Cada 2 de mayo se conmemora a nivel mundial el Día de la Lucha contra el Bullying o Acoso Escolar. Iniciada en 2016 después de que la UNESCO lo reconociera como efeméride mundial, esta fecha "representa el compromiso universal de tomar conciencia sobre el problema que surge en los espacios educativos" (ILCE, 2022).

 

El acoso escolar, conocido comúnmente como bullying, es una situación en la que uno o varios estudiantes agreden intencionalmente a otros. Cuando estas agresiones se trasladan a las redes sociales y al entorno digital, se habla entonces de ciberacoso o cyberbullying.

 

Mauricio Herrera, profesor de la Universidad de Nariño (Colombia); Eva Romera, profesora de la Universidad de Córdoba (España); y Rosario Ortega Ruiz, profesora en la University of Greenwich (Londres), llevaron a cabo un estudio sobre el bullying y el cyberbullying. Los investigadores destacaron que, aunque los estudiantes pueden exhibir conductas agresivas, el bullying se caracteriza por ser un comportamiento reiterado, persistente en el tiempo y que se manifiesta en una relación desequilibrada de poder.

 

Según la Red Europea en Información en Educación de la Comisión Europea (Eurydice), el acoso puede ser una experiencia real o percibida. A menudo, la percepción de estar siendo acosado refleja las dinámicas de poder subyacentes, lo que puede llevar a que la víctima se sienta sola y atrapada, empujándola a tomar decisiones que comprometan su propia seguridad. Un claro ejemplo de esta trágica realidad es el caso de Norma, quien decidió enfrentarse a su agresora en un intento desesperado de detener el acoso.

 

Con la expansión de las redes sociales, las agresiones han superado el marco tradicional, aumentando su alcance viral y exacerbando los efectos nocivos sobre las víctimas. El cyberbullying, aunque se enmarca dentro de las agresiones persistentes típicas del acoso tradicional, se caracteriza por permitir el anonimato del agresor y ampliar considerablemente la audiencia que presencia el evento, según señalan Herrera, Romera y Ortega (2018).

 

Comúnmente, cuando pensamos en bullying, visualizamos dos roles principales: el agresor y la víctima. Sin embargo, los investigadores destacan que los espectadores juegan un papel crucial en la perpetuación de estas dinámicas. El acoso suele requerir de una audiencia, ya sea presencial o en línea, pues el objetivo de los acosadores va más allá de la agresión física; buscan humillar y avergonzar a la víctima ante otros. Este acto de humillación invade la integridad de la víctima, invalidando su persona, cosificándola y denigrándola.

 

Los amigos de Norma Lizbeth y Azahara Aylín


Los espectadores de actos de acoso se implican activamente al elegir presenciar estos eventos sin intervenir. Por ejemplo, la confrontación entre Norma y Azahara fue capturada en video por varios compañeros. En la grabación principal, difundida por medios de comunicación y publicada inicialmente en redes sociales por estudiantes de la secundaria, se observa a varios adolescentes sosteniendo sus móviles con una mano mientras con la otra manipulan una maqueta de plastilina. En el fondo, otro niño también graba el enfrentamiento.

Imágenes tomadas del video desde El Universal (2023), y Milenio (2023).



El mismo video captura a Norma aproximándose a Azahara de forma resuelta y envalentonada; lleva el cabello revuelto y el uniforme empolvado. Fracasa en su intento de vencer a su oponente. Azahara la superó desde el inicio de la pelea. Su agresora la golpea con una piedra en la cara y en la cabeza una y otra vez hasta tirarla al suelo.

 

Mientras Norma recibe los mortales golpes, sus compañeros gritan entre risas y con teléfonos en las manos: ¡pégale!, ¡pégale! ¡Vamos Azahara! Nadie busca detener el hecho, animan a la agresora y documentan el hecho.  

 

Los informes de la red Eurydice en este tema señala que los niños y adolescentes que sufren de bullying con frecuencia son elegidos como objetivo de acoso debido a alguna diferencia percibida que puede ir desde la apariencia física, la preferencia sexual, la raza, a nacionalidad y con frecuencia, el idioma que usan en casa, cuando éste es distinto al idioma de instrucción escolar.

 

Consistente con esto, la madre de Norma dijo:

“Sí me platicó mi hija que sus compañeros le hacían bullying; por el color que tenía mi hija, porque tenía sus caireles [cabello rizado u ondulado], porque era bonita y a lo mejor por eso le hacían eso a mi hija” (Aristegui Noticias, 2023c).

 

Alma Delia, su hermana mayor dijo que en realidad todos los compañeros la molestaban,

“Los hombres también le hacían un bullying muy feo”. “Ella fue al lugar porque ya no quería que se burlarán más de ella” (Alma Delia en @vientoinformativo; Aristegui Noticias, 2023c).

 

Relacionado con este tipo de situaciones, en 2011, el Dr. Javier Murillo, reconocido investigador y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, señaló que el carácter violento y agresivo en las interacciones de los estudiantes se presentaba cada vez en niños de menor edad. Tras los hechos ocurridos con Norma y Azahara, el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de México declaró que 2023 existió un aumento del 58% en los reportes de bullying respecto al año anterior y destacó que los reportes se presentan desde preescolar hasta secundaria en todo el país (Consejo Ciudadano en Aristegui noticias, 2023c). Además señaló que es un error creer que el acoso es un fenómeno exclusivo de ciertos estratos sociales.

 

Bullying: Trágico desenlace para todos

 

Tras la pelea, Norma recibió ayuda de un vecino quien la encontró con una evidente fractura en la nariz. Ambas estudiantes fueron llevadas a la dirección. La directora determinó suspenderlas por un mes y dividir los gastos médicos a partes iguales entre las familias. No obstante, los días siguientes relvelaron la gravedad de las lesiones. Norma tuvo mareos y náuseas. El 13 de marzo Norma tuvo, lo que creyeron un desmayo, pero ya no despertó. De acuerdo con el acta de defunción, Norma Lizbeth murió de “traumatismo craneoencefálico” ocasionado por la golpiza.

 

Azahara Aylíon, por su parte, fue detenida y vinculada a proceso por homicidio calificado; luego, sentenciada a tres años de internamiento y el pago de 454, 293.00 MXN por el daño moral y material causado (Aristegui Noticias, 2023a; ADN40Mx, 2023).

 

La directora de la secundaria también tuvo consecuencias. Después de los terribles hechos hubo manifestaciones de la familia de la víctima. Tras hablar con las autoridades, fue destituida de su puesto por haber suspendido por no haber tomado medidas para detener el acoso (Milenio, 2023; Aristegui Noticias, 2023b).

 

No más Bullying



Sin duda alguna, las comunidades escolares, incluidos los estudiantes y los padres de familia, necesitan prestar mucha atención al bienestar social y emocional de los alumnos.

 

Experiencias como las de Norma, Azahara y sus compañeros evidencian que es necesario cuidar del desarrollo de competencias sociales y emocionales, no solo de las víctimas, sino también de los agresores y las audiencias, dado que todos son menores de edad bajo la responsabilidad de la escuela.

 

A continuación ponemos a tu alcance algunas ideas.

 

Obtener información sobre lo que pasa en la escuela.

 

Urzúa y Palacios (2023) desarrollaron su estudio "Manifestación del bullying en escuelas secundarias del sector público y privado en Aguascalientes", aplicando un cuestionario que permitió identificar expresiones de los estudiantes respecto a su relación con otros compañeros. El cuestionario puede ser un punto de partida para directivos y líderes educativos que deseen obtener información sobre su entorno en este tema. Basándonos en el trabajo de estas autoras, presentamos el cuestionario recuperado de su artículo científico, el cual puede ser consultado de forma completa en la sección de referencias. Es importante destacar que cualquier instrumento de evaluación debe ser validado y probado previamente a su aplicación y que se requerirán adaptaciones para estudiantes más jóvenes.


Cuestionario Urzua y Palacios
.pdf
Descargar PDF • 196KB

 

Establecer políticas y protocolos de prevención y suspensión del Bullying o Acoso Escolar.

 

Independientemente de que se hayan identificado o no situaciones de acoso, las escuelas podrían tener planes contingentes para estas situaiones; por ejemplo:

 

1.     Definir y difundir una definciión clara de lo que es el acoso y sus tipos. Especificar con el personal y mucho más importante, con los estudiantes que conductas o comportamientos se consideran acoso o bullying. La Secretaria de Educación  ofrece material a este respecto en su página La escuela libre de violencia.

2.     Establecer procedimientos seguros de denuncia. Es crucial diseñar, con la participación activa de alumnos y profesores, procesos claros y seguros para denunciar, asegurando que todos, especialmente estudiantes y padres de familia, tengan la oportunidad de ser escuchados. Para promover el bienestar, la Red Eurydice ha recomendado que las escuelas garanticen que todos los alumnos tengan espacio para expresarse y sentirse escuchados.

3.     Asegurar respuestas a los incidentes de acoso. Planear las acciones a tomar cuando se presenten situaciones de acoso.

4.     Identificar instituciones, profesionales y autoridades de apoyo. En el trágico suceso de Norma y Azahara, la directora dio parte a su supervisor sobre la pelea; sin embargo desestimó los uscesos previos. Es importante identificar los orgnismos que pueden prestar un apoyo oportunio. El bullying no es un suceso, es un fenómeno complejo en el que se manifiestan las dinámicas que se han istalado en las interaacciones d elso jóvenes. Los castigos y sanciones disciplinarias no solucionan el problema.

5.     Educación y capacitación. Eurydice también recomienda invertir tiempo en el desarrollo social y emocional, y conceder espacio para la participación en la creación de reglas de regulación desde edades muy tempranas.

 

En 2022, la red ILCE distribuyó una carpeta con materiales y actividades diseñadas específicamente para estudiantes de primaria. Esta carpeta fue desarrollada en colaboración con Cartoon Network, la Organización de los Estados Iberoamericanos y World Vision. Incluye juegos, actividades e información adaptada para niños, aunque también se considera útil para adolescentes. Encuentra el matrial Aquí.

 

El Consejo Ciudadano ha desarrollado varios materiales en video para educar sobre el bullying y el manejo de las emociones. Estos materiales son útiles para iniciar conversaciones con los niños sobre este tema. Puede encontrar el material aqui.

 

 

Referencias

 

0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

¿Quieres que tu equipo de trabajo o profesores te ayude a encontrar las causas de ese problema que tienen en tu institución educativa?

Descárgate la presentación ppt con una técnica simple y de fácil aplicación en tu reunión de trabajo. 

 

Reflexiona, junto a tu equipo de profesores o colaboradores, sobre las causas que originan ese obstáculo o problema en tu institución y encuentren mejores alternativas de solución.

bottom of page