top of page

Desarrolla tus Habilidades de Innovación y Liderazgo Educativo con Design Thinking

Actualizado: 31 mar


El trabajo de los directores educativos suele ser altamente demandante, involucrando una amplia gama de tareas de diversa naturaleza, con horarios fragmentados y expectativas elevadas. A pesar de que se espera que los líderes educativos fomenten la innovación, a menudo las responsabilidades cotidianas obstaculizan las nuevas ideas, ya que la gestión de procesos, la atención a personas y la resolución de conflictos suelen acaparar la mayor parte de su tiempo. En algunos casos, los directivos también deben encargarse de la supervisión de las instalaciones físicas, la seguridad y la interacción con personas externas a la institución.

Además, es común pensar que la innovación es un don reservado para unos pocos con talento excepcional. Jeanne Liedtka compara esta creencia con la "varita de Moisés", que, al ser agitada, produce milagros. Sin embargo, la capacidad de innovación en la educación puede cultivarse más fácilmente cuando se implementan métodos que fomentan la participación y la innovación.

Uno de estos métodos es el Design Thinking. A continuación, explicaremos en qué consiste.


¿Qué es el Design Thinking?


El Design Thinking se atribuye a IDEO, una empresa de innovación fundada en los años 90 por innovadores y profesores de la Universidad de Stanford. Sin embargo, algunos, como Savedra Seoane, sostienen que sus raíces se remontan a la Bauhaus, una escuela alemana de diseño, arquitectura y arte creada en 1919, que influyó en la simplicidad y funcionalidad del diseño nórdico.

En términos simples, el Design Thinking es un método utilizado para generar soluciones innovadoras de manera colaborativa y viable. Aunque nació en el campo del diseño, actualmente lo utilizan profesionales de diversas áreas, como administradores, médicos, arquitectos, ingenieros, artistas, emprendedores, desarrolladores de negocios, innovadores organizacionales, profesores y académicos.

El Design Thinking se destaca por su capacidad para recopilar información, comprender a fondo los problemas desde una perspectiva empática hacia quienes los experimentan y generar alternativas de solución de manera colaborativa. Estas alternativas se prueban y perfeccionan iterativamente antes de su implementación generalizada.

Debido a su enfoque empático, colaborativo y experimental, el Design Thinking se ha convertido en una herramienta valiosa tanto como estrategia didáctica como medio de innovación para los equipos educativos. Además, su capacidad para fortalecer los lazos entre los miembros del equipo lo convierte en un enfoque que moviliza a docentes y colaboradores, mejora la comprensión del entorno y facilita la generación de soluciones dentro de la institución educativa.


Formas de aplicar el Design Thinking


Existen varias aproximaciones al Design Thinking, pero una de las más ampliamente conocidas es la que fue popularizada por la Universidad de Stanford y consta de cinco pasos que son regresivos e iterativos. En cualquier punto del proceso, es posible retroceder y revisar los pasos según las necesidades del proyecto.


Figura 2. Pasos típicos de Design Thinking.


Otra aproximación, propuesta por IDEO, sintetiza el proceso en tres etapas: inspiración, ideación e implementación, cada una de las cuales incluye pasos específicos.

FIGURA

Figura 2. Fases Design Thinking de IDEO.

Rediseñado con base en UX User Experience e IDEO.


Una tercera alternativa, en mi opinión más orgánica, se basa en cuatro preguntas generadas por profesores de la Universidad de Virginia's Darden. Responder a estas preguntas conduce a una comprensión más profunda de la situación.


Figura 3. Preguntas guía de Design Thinking.


¿Por qué el Design Thinking es útil para los directores educativos y su liderazgo?

El Design Thinking se distingue por tres características clave: su enfoque centrado en la comprensión de los problemas y las necesidades de las personas, la colaboración en la generación de soluciones y la iteración para probar y perfeccionar las ideas antes de su implementación. Esta última característica fomenta un ambiente seguro para el aprendizaje a través del error.

Por otro lado, la co-construcción, como estrategia, es acorde con las características de los equipos de alto desempeño estudiados por la investigación educativa. De acuerdo con el estudio de Bush, y Glover (2010) los equipos con buenos resultados suelen estar caracterizados por la toma de decisiones conjuntas y la distribución del liderazgo.

Los beneficios que conllevan la distribución del liderazgo y la co-creación han sido ampliamente reportados en los estudios sobre el liderazgo en la escuela. Se ha identificado que la distribución del liderazgo en la toma de decisiones entre los miembros del equipo aumenta la capacidad colectiva y potencial personal (Aaron y Plessis, 2014), mejora del clima escolar y de las dinámicas de trabajo (Chen, 2018; Thien y Adams, 2019), incrementa el compromiso y los niveles de contrato psicológico con la organización por parte de los profesores (Tashi, 2015; Özdemir y Demircioğlu, 2015), aumenta la satisfacción laboral de los profesores (García, 2019; Joo, 2020) y el respeto profesional entre colegas (Bellibas y Liu, 2018). Adicionalmente se reporta un impacto en el aprovechamiento de los estudiantes (Heck y Hallinger; 2010) y en el optimismo (Chang, 2011), cualidad que es especialmente relevante en contextos desfavorecidos y en tiempos retadores como lo es por ejemplo, la pandemia por COVID-19.

En resumen, el Design Thinking, con su enfoque en la empatía, la colaboración y la iteración, se convierte en una herramienta valiosa para el desarrollo de habilidades blandas en los directores educativos y la formación de equipos sólidos en entornos educativos.

Si eres directivo educativo y quieres participar en una formación de Design Thinking, te invito a conocer nuestro programa en Design Thinking y prender procesos para innovar con tu equipo.





Referencias para que tengas más información


  • Aaron K.A., du Plessis P. (2014). Teachers’ perceptions of distributed leadership practice in three secondary schools within Gauteng province. Mediterranean Journal of Social Sciences. 5(23). 1445-1455. 10.5901/mjss.2014.v5n23p1445

  • Bellibas M.S., Liu Y. (2018). The effects of principals' perceived instructional and distributed leadership practices on their perceptions of school climate. International Journal of Leadership in Education. 21(2). 226-244. 10.1080/13603124.2016.1147608

  • Chang I.-H. (2011). A study of the relationships between distributed leadership, teacher academic optimism and student achievement in Taiwanese elementary schools. School Leadership and Management. 31(5). 491-515. 10.1080/13632434.2011.614945Chen S. (2018). Influence of Functional and Relational Perspectives of Distributed Leadership on Instructional Change and School Climate. Elementary School Journal. 119(2). 298-326. 10.1086/700279

  • Heck R.H., Hallinger P. (2010). Testing a longitudinal model of distributed leadership effects on school improvement. Leadership Quarterly. 21(5). 867-885. 10.1016/j.leaqua.2010.07.013

  • Joo Y.H. (2020). The effects of distributed leadership on teacher professionalism: The case of Korean middle schools. International Journal of Educational Research. 99(). -. 10.1016/j.ijer.2019.101500

  • Liedka, J.; Ogilvie, T. (2011). Designing for Growth. New York. Columbia Business School.

  • Özdemir M., Demircioğlu E. (2015). Distributed leadership and contract relations: Evidence from Turkish high schools. Educational Management Administration and Leadership. 43(6). 918-938. 10.1177/1741143214543207

  • Saavedra, M. (febrero, 1; s.f.). La verdadera historia del Design Thinking. Design Thinking gal. Consultado en: https://designthinking.gal/la-verdadera-historia-del-design-thinking/

  • Tashi K. (2015). A quantitative analysis of distributed leadership in practice: Teachers' perception of their engagement in four dimensions of distributed leadership in Bhutanese schools. Asia Pacific Education Review. 16(3). 353-366. 10.1007/s12564-015-9387-4

  • Thien L.M., Adams D. (2019). Distributed leadership and teachers’ affective commitment to change in Malaysian primary schools: the contextual influence of gender and teaching experience. Educational Studies. (). -. 10.1080/03055698.2019.1680349








0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note

¿Quieres que tu equipo de trabajo o profesores te ayude a encontrar las causas de ese problema que tienen en tu institución educativa?

Descárgate la presentación ppt con una técnica simple y de fácil aplicación en tu reunión de trabajo. 

 

Reflexiona, junto a tu equipo de profesores o colaboradores, sobre las causas que originan ese obstáculo o problema en tu institución y encuentren mejores alternativas de solución.

bottom of page